Presentan una variedad de ajo temprana con ventajas para la comercialización

107 views

El INTA LA Consulta presentó “Aylin INTA”, una variedad de ajo temprana que permite adelantar la cosecha respecto de otros cultivares de ajo blanco tradicionales. Este nuevo cultivar puede ingresar al mercado entre 30 y 40 días antes, lo que significa grandes potencialidades en materia de comercialización.

Según informan desde INTA, esta ventaja permitirá aumentar la oferta en mercados de ultramar como Estados Unidos y España, diversificando la oferta que hoy se encuentra mayormente concentrada en el mercado brasileño, casi en condiciones de dependencia.

Aylin INTA –que ya está inscripta en el Instituto Nacional de Semillas (INASE)- posee un ciclo vegetativo comercial de 240 días, con un período de cosecha que se da alrededor del 17 de noviembre, a diferencia de los cultivos tradicionales que comienzan a cosecharse desde el primero de diciembre.

En cuanto a su proceso de obtención, a partir de la campaña 2002 se introdujeron dos “poblaciones clonales” provenientes del INTA Pocito, San Juan, que fueron multiplicadas y descriptas en su comportamiento agronómico y comercial. Las mejores de ellas se destinaron al programa de selección clonal, con la metodología propuesta por el Proyecto Ajo/INTA de selección individual. De cien familias en 2014 se acotaron a 30 en el año 2015, mientras que en 2018 se realizó la evaluación final, resultando seleccionada dicha variedad.

En nuestro país, la producción de ajo se concentra en las provincias de Mendoza y San Juan, quienes gracias a las condiciones climáticas aportan el 95 % del producto, según datos de la Dirección Nacional de Alimentos del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación. Lo siguen en orden de importancia Córdoba y Buenos Aires, además de Río Negro, Salta, Tucumán, Santa Cruz y Chubut, con menores niveles de producción.

En la región, esta producción resulta de alto interés social y económico, ya que ocupa mucha mano de obra tanto en el cultivo como en el empaque y está presente en los mercados prácticamente todo el año, debido a que se puede conservar desde su cosecha hasta ocho meses sin necesidad de frío.