La integración vertical una oportunidad para crecer

41 views

Las acciones que se vienen realizando en el INTA fueron definidas por Balbi como “una revolución organizativa, sus estructuras están conmovidas porque pasamos muchos años viviendo de un modo distinto y hoy se busca eficientizar  cada una de sus divisiones

QUIMILI, Santiago del Estero (NAP) No es muy común que un productor abra su campo a la comunidad para mostrar las innovaciones y las estrategias aplicadas para complementar la ganadería con la producción de carne, de granos y energía, a través de la generación de alcohol de origen vegetal. Esa fue la experiencia que eligió el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA) y el INTA para presentar a la comunidad local una explotación en plena producción integrada.

Luis Magliano es el propietario del establecimiento El Manso y también de Óleos del Centro, un emprendimiento que está asociado a la ganadería regional quien recordó que cuando llegaron a Santiago del Estero vieron el gran potencial de la región: “Nosotros vimos el potencial único de desarrollo que tiene, que son muy similares o mejores que las que ofrece Córdoba “.recordó el propietario.

“Gracias al apoyo del INTA que siempre nos acompañó y hemos hecho muchos trabajo juntos, pruebas y cosas que se nos ocurrieron. Otras surgíeron de los técnicos del INTA que nos proponía diferentes ideas y nosotros las implementamos”, resumió Magliano.

Cuando definió las características del emprendimiento del que forma parte explicó que en forma permanente: “Tratamos de agregar valor, pero lo sustentamos en tres patas: El valor agregado económico, por eso transformamos el grano y el pasto en carne, una de las tres patas; también preservamos los valores ambientales, porque con la Mini Des producimos combustible que es sustentable con el medio ambiente y, social porque nosotros pensamos en la personas, además de contar con nuestros recursos humanos, que son de la zona y representan un valor indispensable, son las tres patas que agregan valor en forma sustentable”, definió el productor.

El emprendimiento concentró su esfuerzo en la construcción de alianzas estratégicas porque no son los dueños del maíz, de la hacienda o del campo: “Somos una parte de cada uno de los eslabones con los que establecimos diferentes sinergias y trabajamos para que todos juntos hagamos un trabajo mejor. Pensamos a nuestra empresa como pensamos al país que es produciendo, produciendo y produciendo”, concluyó

Por su parte, el presidente del Consejo Regional del INTA Tucumán-Santiago del  Estero, Rodolfo Balbi, tras agradecer al anfitrión, resaltó la sinergia que  existe  entre el INTA y el IPCVA, a partir de la extensión de conocimientos que son “tan importantes”.

“El IPCVA nos tiene acostumbras a una organización impecable. Viví la de San Luis y, me enorgullece mucho que el Instituto se llegue hasta zonas tan distintas donde producir, además de ser hermoso es un desafío cuando las condiciones son absolutamente distintas”, resaltó.

Las acciones que se vienen realizando en el INTA fueron definidas por Balbi como “una revolución organizativa, sus estructuras están conmovidas porque pasamos muchos años viviendo de un modo distinto y hoy se busca eficientizar  cada una de sus divisiones en un aparato tan grande, que resulta sumamente difícil, valorando y poniendo en el lugar que corresponde a las ñ{aéreas de investigación, extensión y desarrollo territorial. Se trata de un proceso que no es sencillo llevar adelante”, resaltó.

“Cómo presidente del Consejo Tucumán – Santiago del Estero, lugares donde INTA tiene presencia, es una verdadera usina de generación de innovación y tecnología que realiza un trabajo de abordaje territorial total a través de sus agencias de extensión. Es un verdadero espacio de participación y está nutrido por profesionales, representantes de las universidades  y de la comunidad científica, de las cuatro entidades del campo y AACREA, lo mismo que todas las agencias de extensión que conforman su Consejo Asesor”, recordó.

El directivo exhortó a la juventud a que participe en todo lo que es innovación “tranqueras adentro” y, muchas veces: “Nos fastidia ocuparnos de lo que pasa tranqueras afuera y sucede que a veces nuestro esfuerzo no luce y no  es aprovechado en la grandeza del país porque las políticas no son las adecuadas.  En los principios fundacionales del INTA está el no hacer política, pero sí a contribuir a la generación de políticas de estado”, explicó.

Por su parte, el vicepresidente del IPCVA, Jorge Torelli, resalto la articulación que existe entre lo público y privado porque genera muchos beneficios y por eso: “Hemos tratado de llevar este formato de transferencia de tecnología mediante los seminarios y las jornadas de campo, que representa un formato muy exitoso y al productor lo gusta ver, tocar, mejorar, copiar y, hasta sacar el cuero a alguno de los establecimientos que visitamos. Por eso valoro muchísimo que Lis Magliano haya abierto las puertas de su establecimiento y es la mejor forma de transferir tecnología”, propuso, al dejar inaugurada una nueva jornada a campo.

Durante el encuentro se desarrollaron charlas especializadas sobre temas referidos a las expectativas del sector frente a los nuevos escenarios del mundo; las herramientas para ampliar el período de la producción ganadera; y una visión sobre las oportunidades y desafíos del consumo de carne frente a las nuevas generaciones; entre otras.

El cuarto encuentro del año organizado por el IPCVA, contó con las presencia del secretario de Agroindustria de la Nación, Luis Miguel Etchevehere, en una vista que no estaba programada, tuvo a su cargo el cierre de la Jpornada a Campo y asistió acompañado por el ministro de Producción de Santiago del Estero, Miguel Mandrile. (Noticias AgroPecuarias)