Complejo cerealero producirá neumáticos, lubricantes y hasta dentífricos con soja

47 views

Avanzan las pruebas científicas para que el complejo sojero se incorpore al polo petroqúimico. “Argentina podría manejar el 10% de un mercado mundial de u$s 40.000 millones anuales”, expresaron los industriales.

La Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara) y el brazo tecnológico de la Universidad de Buenos Aires (Ubatec) planifican incrementar la capacidad productiva del complejo sojero local con la fabricación de elementos químicos y petroquímicos, tales como lubricantes, neumáticos, dentífricos y hasta desodorantes, todo derivados de la industrialización de la soja.

Ubatec es una firma constituida por la Universidad de Buenos Aires, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, la Unión Industrial Argentina y la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios, que se comprometió con los industriales sojeros a impulsar de manera coordinada el desarrollo masivo de estos nuevos derivados de la soja.

La meta es ingresar al mercado petroquímico de la mano de un material renovable, con un menor nivel de emisiones nocivas, que a decir de Gustavo Idígoras, presidente de la Ciara, la idea es replicar lo que se está haciendo en Estados Unidos.

“Creemos que la Argentina tranquilamente puede manejar un 10% de este negocio, que año tras año mueve alrededor de 40.000 millones de dólares en todo el mundo”, proyectó el directivo.

De hecho, la materia prima ya la tienen con el proceso de extracción de aceites y harinas de la soja, que es luego exportada. La intención, entonces, es volcar parte de esa misma materia prima para dotarla de otro valor agregado.

Para cumplir con dicho plan, Ciara ya agrupó a todos los centros de trabajo que hay en el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) y en el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI). “Con esta base aspiramos a armar una planta piloto para dar los primeros pasos en la materia”, anticipó.

Aunque parezca imposible de comprender, como que la soja pueda servir para fabricar neumáticos, existen ya algunos ejemplos. Tal el caso de la planta que elabora un herbicida totalmente biodegradable, derivado del biodiesel. “Frente al aceite y la harina de soja convencional, esta instalación, emplazada en la provincia de Santa Fe, ofrece productos de segunda y tercera generación”, explicó Lorenzo Basso, presidente de Ubatec.

“Estamos proponiendo un salto mayor en la transformación de la soja. Y no apuntamos sólo a las grandes empresas, sino que también ponemos el foco en las de pequeña y mediana envergadura, las cuales pueden dedicarse a producir especialidades y atender un nicho de mercado muy importante”, agregó.

Fuente: revista Petroquímica