Carne: Una buena y una mala

34 views

La exportación de carne vacuna subió 41,6% interanual en el primer trimestre. La faena de hembras es récord.

La Cámara de la Industria y Comercio de Carnes (Ciccra) publicó hoy sus estadísticas mensuales con dos noticias por igual impactantes: el fuerte aumento de las exportaciones y el aumento también -preocupante en este caso- de la faena de vacas y vaquillonas.

La exportación de carne vacuna aumentó en volumen durante el primer trimestre 41,6% respecto del mismo período del año pasado, al alcanzar las 97.165 toneladas peso producto, según informó hoy

De esta manera, los ingresos por ventas al exterior se ubicaron en US$ 504 millones, lo que significó una mejora del 18%.

El total exportado en toneladas res con hueso equivalió a 147.651 toneladas, 34,8% más que en el 2018.

“Estos números son absolutamente beneficiosos para el sector cárnico argentino. Hoy la industria está trabajando entre 90% o 95% de la capacidad instalada”, indicó el presidente de Ciccra Miguel Schiariti a Télam.

En este sentido, Schiariti aclaró que el volumen exportado no afecta al consumo interno, ya que “la carne que tiene como destino el exterior es de vaca, mercadería que tiene escaso consumo acá. Por eso no afecta, porque hay una puja por animales diferentes”.

Los cortes congelados representaron casi 80% del volumen total exportado en el primer trimestre del año, cuyo crecimiento en volumen exportado fue del 43,4% interanual y se explicó por la tracción ejercida por la demanda china.

En tanto, el restante 20% se integró con cortes frescos, que crecieron a un ritmo del 7% interanual.

La exportación de cortes congelados representaron ventas por US$ 339,4 millones, con un crecimiento del 33,5% respecto al mismo período del año anterior, mientras que por los cortes frescos ingresaron US$ 164,6 millones, valor que tuvo una caída interanual de 4,8%, producto de una baja en el precio promedio de éstos, ya que el valor decreció 11,1% al comerciarse a US$ 8.066 por toneladas peso producto.

De este total, se exportaron a China dos de cada tres kilos de carne argentina.

Asimismo, los envíos al “gigante asiático” generaron casi US$ 5,5 de cada US$ 10 facturados por exportaciones de carne vacuna en el primer trimestre del año.

De esta manera, China adquirió 65.698 toneladas peso producto de carne vacuna congelada en los primeros tres meses de 2019, lo que significó un incremento del 86,3% contra el primer trimestre del año pasado. Los ingresos por estas ventas ascendieron a US$ 273,6 millones, lo que arrojó un aumento de 80,2% anual.

Por otra parte, a Alemania, Italia y Países Bajos se exportaron 10.214 toneladas en tres meses, lo que arrojó una retracción de 3,9% interanual por US$ 100,5 millones. Siguió en importancia Israel, con compras de 7.436 toneladas por US$ 50,8 millones y Chile, con 6.943 toneladas por US$ 36,9 millones.

La mala

En el mismo informe, Ciccra apuntó que la faena de hembras alcanzó en Argentina 52,5% sobre el total en abril pasado y marcó un récord,, lo que profundizaría una nueva fase de liquidación del stock.

El último mes, en total se faenaron 1,09 millones de cabezas de hacienda. Según la entidad, la faena de vacas llegó a 254 mil cabezas y creció 21,4% en relación a abril de 2018. Además, representó el 23,4% de la faena total. En tanto, la faena de vaquillonas totalizó 314,8 mil cabezas en abril pasado, con un alza del 139,2%. Fue equivalente a 28,9% de la faena total.

Como la nueva tipificación para la hacienda generó cambios en la distribución por categoría -desapareció terneras-, en las vaquillonas al absorber a las terneras “su importancia relativa creció en 17 puntos porcentuales con respecto a abril del año pasado”, precisó la entidad.

Según Ciccra, cuando la faena de hembras supera el 45% del total hay liquidación. En cambio, por debajo del 43 por ciento hay retención. Desde el año pasado viene por encima del 45 por ciento.

“Es un valor récord, inclusive por encima de la fase de liquidación de 2009 a 2010”, dijo Miguel Schiariti, presidente de Ciccra, sobre la faena de hembras.

De acuerdo a Ciccra, desde abril de 2018 se faenaron 405.946 vacas más que un año atrás. Para Schiariti, el 50% de esas vacas que fueron a faena estaban preñadas. Al respecto, calculó que eso implica 200.000 terneros menos y otros 400.000 potenciales que tampoco estarán por la pérdida de las vacas.

Según datos oficiales, si bien el último año el rodeo total se mantuvo en equilibrio, no obstante se perdieron 260.000 vacas y vaquillonas.

Para Schiariti, la fuerte tracción de la demanda China y que el productor ganadero “no tiene otra fuente de financiamiento” explican la mayor faena de vacas. “Una buena vaca vale $60, lo mismo que un novillito”, apuntó.