Bolsas piden no castigar impositivamente exportaciones con valor agregado

64 views

(Foto: Vista de la conferencia de prensa liderada por los presidentes de las bolsas de cereales)

El miércoles 14 de Agosto, las bolsas de cereales de todo el país (Bs. As., Rosario, Santa Fe, Entre Ríos, Chaco, Córdoba y Bahía Blanca) presentaron un documento con “lineamientos para una política agroindustrial”, en el contexto de un proceso electoral a punto de definirse.

Uno de los puntos principales, donde hicieron hincapié los directivos es en evitar que los productos de mayor valor agregado tributen igual o más que las materias primas, o, dicho de otro modo, la imposición de aranceles que desalientan la exportación de productos agroindustriales.

Estas definiciones se dan en el marco de una política gubernamental que igualó los derechos de exportación del poroto de la soja y el grano de girasol con los productos derivados de su molienda, básicamente el aceite y las harinas proteicas. Si bien el titular de la BCBA, José Martins, evitó dar una definición taxativa acerca de la posición de la entidad respecto del restablecimiento del histórico diferencial que hubo entre el poroto de soja y sus subproductos, argumentando que sobre el punto tenía que expedirse la cadena de valor, es claro que no ven con buenos ojos que se tribute lo mismo por ambo tipo de productos.

Distintos medios han ido publicando que el crecimiento de las exportaciones de poroto han crecido más rápido que las de subproductos, fruto de la igualación de las retenciones. “Estamos en contra de que todo lo que agrega valor termine pagando más que el producto primario“, sostuvo Martins ante la consulta de RIA Consultores.

En otro orden de cosas, el documento se manifestó a favor de “facilitar la investigación y aprobación de cultivos resistentes a sequía y a excesos hídricos”. Sin embargo, considerando que el único cultivo que se podría aprobar en lo inmediato es el trigo HB4 desarrollado por Bioceres para resistir a sequía (la soja ya fue aprobada) daría la impresión que las bolsas apoyarían su liberación. Pero nuevamente aquí, las entidades evitaron definirse por sí o por no, sosteniendo que depende de la aceptación de los compradores, el nudo de la cuestión en materia de la comercialización de este trigo.

Semillas y biocombustibles

En otro orden de cosas, las bolsas sí fueron terminantes en materia del corte obligatorio con biocombustibles, solicitando el incremento del mismo, hoy fijado en 10% para el biodiesel y 12% para el bioetanol.

Al mismo tiempo sostuvieron que es necesario contar con una ley de semillas, aunque sin mayores precisiones respecto de su contenido, y con una ley de aplicaciones de fitosanitarios en zonas periurbanas.

También se mostraron a favor de terminar de implementar el sistema de Open Access para el transporte ferroviario.