7° Congreso Argentino de Girasol en Buenos Aires

54 views

EN ALZA. El país podría cubrir 16% de la demanda mundial de girasol.

El 7° Congreso Argentino de Girasol tendrá como ejes centrales la recuperación de los reintegros a las exportaciones, abrir mercados y bajar impuestos. Avances y decisiones claves.

El próximo Congreso Argentino de Girasol se realizará el 2 de julio, en la sede de la UCA en Puerto Madero, y estará recostado en tres grandes ejes. Por un lado, se expondrán las recomendaciones técnicas, avances en tecnología y mejoras que potencian su rendimiento, también se analizarán el presente y por último se analizarán los aportes que la ciencia puede hacerle al cultivo.
Resultado de imagen para El 7° Congreso Argentino de Girasol

Mientras crece la demanda global de aceite de girasol, Ucrania -el mayor exportador mundial de ese producto con el 56% de las ventas totales- se enfrenta a un virtual estancamiento en el área sembrada del cultivo. ¿Esto encierra una oportunidad para Argentina? Según la Bolsa de Cereales y Productos de Bahía Blanca, nuestro país podría cubrir el 16% del incremento proyectado en la demanda mundial de grano de girasol, estimado en 5,13 millones de toneladas para los próximos cinco años. En este contexto, ¿qué pasará con los precios? Y ¿cuál es el índice de confianza al que los productores pueden recurrir para plantearse la siembra de girasol en cada zona?

En tanto, en el lote, los productores se enfrentan a la aparición de malezas resistentes a los herbicidas del grupo de las imidazolinonas. ¿Qué aportan los especialistas para mitigar el problema? Además, ¿cómo ajustar el manejo para evitar el impacto que tiene en otros cultivos la residualidad de los herbicidas utilizados en girasol?

La sanidad es otro de los frentes abiertos. Aquí, los científicos tienen mucho que decir sobre Phomopsis, una enfermedad relativamente nueva en el país, que empezó con un pequeño foco y se ha ido incrementado hasta volverse importante en la zona Oeste.A la par se encuentra el viejo y conocido Downy Mildew.

Se espera que ambos temas de concentren toda la atención de los especialistas. Además, el 7° Congreso Argentino de Girasol tendrá como uno de sus principales oradores al actual presidente de CIARA, Gustavo Idígoras. En su opinión, para que el girasol vuelva a crecer necesita recuperar los reintegros a las exportaciones. “Hoy nuestro país representa el 7% del total de exportaciones de aceite de girasol. Pero llegó a ocupar el 35%. El comercio y la producción mundial se duplicaron y fuimos desplazados por otros competidores como Ucrania, Rusia o la Unión Europea. Ahora ya es tiempo de revertir la tendencia y revitalizar la cadena de valor con miras al crecimiento exportador”, asegura Gustavo Idígoras, presidente de la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) y del Centro de Exportadores de Cereales (CEC).

El especialista en comercio internacional será uno de los primeros oradores del Congreso de Girasol. “La industria está orientada claramente a la transformación de soja en harina, aceite y biodiesel. Luego, de manera supletoria, se suma el girasol. Pero estamos tratando de cambiar esa visión, sobre todo si vemos los precios internacionales de la soja, que para los próximos años se van a mantener bajos por un mercado sobreofertado. El girasol tiene la oportunidad de repuntar con mucha fuerza si logramos algún ajuste en la política tributaria argentina”, afirma Idígoras.

El otro eje en el que se debe trabajar rápidamente es comercio exterior. La prioridad pasa no solo por abrir nuevos mercados, sino también por desarrollar una fuerte capacidad negociadora que logre reducir los derechos de importación en países clave. Es el caso de la Unión Europea, donde el girasol forma parte de las largas negociaciones para cerrar un acuerdo comercial con el Mercosur.  “Tenemos la expectativa de que este año se pueda culminar”, se esperanza el presidente del CEC.

Sin embargo, la esperanza se posa sobre La India, que es el mayor comprador a nivel global, llevándose alrededor de un cuarto de las10 millones de toneladas que se comercializan anualmente en todo el mundo. En ese país, el aceite de girasol está visto como un producto de gran calidad y más sano que otro tipo de aceites. Actualmente depende totalmente de Ucrania, que representa el 95% de sus provisiones. Por eso la llegada de Argentina a ese mercado resulta tan tentadora. “Estamos participando activamente de los distintos eventos que se organizan en La India, y justamente después del Congreso de ASAGIR nos vamos para allá con CIARA para participar del primer Congreso Internacional de Aceite de Girasol y mostrar la calidad de los productos argentinos”, cuenta Idígoras.

Fuente: ASAGIR